Y un día debutó Darío Sarmiento

Darío Sarmiento debutó en la Primera de Estudiantes con 16 años (Foto: Emi Cianciulli).

Darío Sarmiento debutó en la Primera de Estudiantes con 16 años (Foto: Emi Cianciulli).

Tuvo su bautismo de fuego en Primera y luego habló en exclusiva con Inferiores Platenses. Conocé la historia del joven debutante de Estudiantes.
 
Le piden que lo tome con tranquilidad y él cumple al pie de la letra. En el minuto veintiuno hace unos movimientos de cintura e ingresa caminando sin persignarse, sin mirar al cielo, sin ningún saltito ni nada de esas costumbres de los jugadores. Entra para jugar un rato a la pelota en medio de un ambiente bullicioso -más espeso de lo habitual- por un equipo que no da respuestas en la cancha como en casi todo el torneo.

Darío Ariel Sarmiento nació el 29 de marzo de 2003 en Florencio Varela. Con apenas 16 años y seis meses, se convierte en el más jugador más joven en debutar en la Primera de Estudiantes, quitándole la marca a Pablo Piatti cuando entró aquella noche contra Newell’s en el Apertura 2006. Los revisionistas encontrarían más tarde el caso de Jorge Saucedo (15 años) en el torneo Nacional de 1971, aunque en el contexto de una huelga de los futbolistas profesionales. 
 
Con la casaca número veintiséis se ubica al medio en tres cuartos de cancha y, después de la entrada silenciosa, habla, gesticula y asoma como descarga. Quiere la pelota y cuando se la dan cuida de ella atándola al pie zurdo. El DT diría más tarde en conferencia que el pibe aportó frescura; en el campo del Estadio Ciudad de La Plata parece un oasis en medio del juego desierto. Cada vez que encara recibe cálidos aplausos de los hinchas y se oye un «¡bien pibe!» casi al unísono, como si fuese el único que los entiende en la tarde del sábado.

Ya un viejo charlatán de bigote había anticipado que ese hábil muchachito era crack. Es más, redoblaba la apuesta y afirmaba que será el diez de la Selección. Era una tarde soleada en el Country de City Bell, previo al primer encuentro de la categoría 2003 en juveniles. Ese viejo era el abuelo de Darío Sarmiento y todo aquel que lo creía exagerado al principio quedaba ridiculizado cuando su nieto la rompía en el campo de juego.

El árbitro pita el final de un partido chato sin goles ante Huracán. Darío hubiese eludido a las cámaras, pero no le queda otra. Las instrucciones dadas desde el club para que hablara con soltura las pone en práctica justo en la entrevista pos debut. La transmisión oficial focaliza su rostro de nene contento. La boca se le reseca. Expone cierto nerviosismo pero de a poco se tranquiliza. Manda dedicatoria a la familia y hace énfasis en su abuelo, aquel viejo de bigote, el que siempre confió en él y ahora lo acompaña desde el cielo.
 
El camino previo

Hace unos meses en el programa de Inferiores Platenses, el pibe Darío Sarmiento dijo, con esa característica timidez, que su objetivo era debutar en la Reserva el próximo año. Pero sólo un puñado de partidos en Séptima División bastó para que sea promovido por Gabriel Milito para hacer la pretemporada de invierno. Aquel Día 1 en el Country de City Bell realizó algunas pasadas sobre un costado mientras algunos compañeros de la categoría 2003 lo filmaban y le gritaban en modo Homero Simpson a Ned Flanders desde la tribuna.

Desde las infantiles se vislumbró un futuro promisorio en Dari Sarmiento. Los especialistas del fútbol formativo reconocen aquellos jóvenes que proyectan, pero no aseguran cómo puede evolucionar; cualquier pibe debe asumir el compromiso con humildad, adaptarse a los contextos, superar las adversidades, adquirir conocimientos tácticos y cumplir con los requisitos de la formación integral. Los tiempos se adelantaron para Darío; aprobó algunas de las expectativas en modo de curso acelerado y otras las tendrá que aprender en el andar de Primera División.

La trayectoria de Sarmiento en juveniles terminó siendo de corta duración. En Novena disputó un puñado de partidos bajo la conducción de Alejandro Saggese, hasta que una lesión en el brazo lo quitó de las canchas durante un tiempo prolongado; cuando retornó, Saggese había asumido al seleccionado juvenil y fue dirigido entonces por el recordado Gabriel San Millán sobre el cierre del 2017.

El único año pleno de Darío Sarmiento fue en 2018: brilló con goles de todos los colores y se convirtió en el máximo artillero de la temporada en las juveniles del club con 16 tantos. Martín Gaimaro lo condujo en Octava y en los pocos encuentros de Séptima al inicio de 2019. Si bien era el más destacado de una categoría 2003 con valiosos proyectos, el entrenador tuvo la virtud de que el pibe permanezca con los pies sobre la tierra. Nunca tuvo privilegios; si era necesario reemplazarlo por otro compañero en el entretiempo, lo hacía sin problemas.

El pibe de Varela vistió la Albiceleste con la Selección Sub 16. En febrero disputó un torneo de la UEFA en Portugal y logró consagrarse, al igual que dos meses después en un certamen de Francia, cuando se lució al convertir un golazo en la final ante México. Son recurrentes las convocatorias para que entrene en el predio de AFA en Ezeiza. Hace poco hasta tuvo la posibilidad de entrenar con el Sub 17 de Pablo Aimar.

Luego de realizar la pretemporada con el plantel superior, Darío Sarmiento empezó a sumar rodaje en la Reserva que conduce Leandro Desábato. Posicionado como extremo derecho, con el perfil cambiado, desequilibró del mismo modo que en su división. Cuando encadenó dos tantos seguidos –contra Vélez en el Country y ante Boca en el preliminar de la Bombonera–, Gabriel Milito decidió llevarlo a Primera; tras un par de cotejos en el banco, debutó en la fecha 9 de la Superliga frente a Huracán.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA DE INFERIORES PLATENSES CON DARÍO SARMIENTO APENAS FINALIZADO EL PARTIDO

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4215
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636