Valentino Ponte, un ‘histórico’ de la 2006 tripera

Por Nicolás Carena (@10Nico7)

Valentino Ponte atendió a Inferiores Platenses desde Altos de San Lorenzo. Platense, a diferencia de otros chicos, permanece en la ciudad: “Tomando las medidas necesarias y aburrido”. Una actividad que lo aleja del fastidio son los ejercicios online que dispone el cuerpo técnico de Guillermo ‘Toto’ Hernando para la Novena de Gimnasia.
 
Se mantiene en aislamiento con su hermana, su hermano, su madre Fernanda y con su padre Roberto, otrora delantero: “Mi viejo llegó a Primera en Estudiantes, pero estuvo poco tiempo. Siempre vemos partidos, ahora más de River, y me dice ‘mirá a Nacho Fernández cómo juega y cambia de ritmo’; me gusta su juego, el pase y la visión”.
 
Valentino develó cómo matiza el tedio: “Juego mucho a la Play, al FIFA con los chicos de fútbol y del cole”, en referencia al tercer año del colegio Castañeda. Y admitió: “Somos todos parecidos en nivel, me va bien, pero me enojo mucho igual, ya rompí un joystick”. Y, aunque escucha música con poca frecuencia, sus gustos son específicos: “Anue, Ozuna, Myke Towers y lo que está de moda ahora”.
 
Campeón con la 2006 de un torneo que organizó Atlético de Rafaela en Santa Fe en 2015, tiene otro espejo futbolístico: “Me gusta mucho Iniesta, juega en mi posición y cuando jugaba en Barsa lo veía mucho”, dijo. Y narró su evolución: “Cuando arranqué en Everton tenía cuatro años y era delantero; después fui mediocampista y este año empecé de enganche, que me gusta más. Me gusta ir para adelante, y bajo, pero poco”.
 
A Ponte, como lo llaman sus compañeros, lo complicó la adaptación al fútbol juvenil: “Al principio fue re difícil, era todo más serio, si bien siempre lo fue, pero es distinto porque no podemos faltar a entrenar y lo tenemos que hacer al cien por ciento, sino quedás afuera”.
 
Fue elegido mejor compañero de la 2006 en el torneo ‘Tres fronteras’ en Misiones, donde llegaron semifinalistas invictos. “Los de Cerro Porteño era todos más grandes, inmensos. Antes de entrar, mirándolos, estábamos muy asustados. Cuando arrancó el partido fue parejo y llegamos a los penales”, recordó.
 
Consideró que 2016 fue su mejor año y lo explicó: “Le hice un gol a Estudiantes en Liga Metropolitana. Me la pasó el enganche, yo estaba en el vértice del área y gambeteé hacia afuera a un rival y definí por arriba. Faltaba poco para que termine y empatamos uno a uno”.
 
También destacó el inicio de 2019 como un momento duro: “Yo jugaba muy poco de suplente y cuando me pusieron en el banco no sabía qué hacer, no entendía. Estuvo bueno porque cambié un montón, empecé a trabajar más serio”.
 
Al club lo acercó Santiago Videla, hoy en la Octava albiazul: “Gimnasia es mi lugar, donde juego y aprendí un montón de cosas”, valoró. Aunque no cierra la puerta a estudiar otra profesión, “tal vez odontólogo”, Valentino sueña con “ser futbolista de Primera” y ver en persona a Maradona, a quien califica como “lo más grande que hay”.
 
Capitán en 2014, es un histórico de la 2006 gimnasista que desanda uno de los caminos que prefirió: “El fútbol te quita ir a cumpleaños o juntadas, pero es una elección de vida, que me dio amistades y aprendí mucho, más cosas positivas que negativas”.
 

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4525
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636