Una temporada con examen más que aprobado

El equipo escapó a las lesiones y tuvo continuidad (Foto: Julián Martínez)

El equipo escapó a las lesiones y tuvo continuidad (Foto: Julián Martínez)

La categoría 2000 terminó en la sexta posición del Torneo de Juveniles y se consagró como la mejor campaña de una división del Lobo este año 2017. Un equipo que potenció individualidades que pueden tener éxito en el futuro próximo.
 
La Sexta División de Gimnasia puede considerarse satisfecha de lo logrado este 2017. Con una marca de quince victorias, ocho empates y seis derrotas, alcanzó los 53 puntos y acabó en el sexto lugar de la tabla. “El objetivo que nos propusimos a principio de año fue llegar a los 50 puntos y lo logramos”, dice Rodrigo Roselli, técnico de la categoría. Es interesante desmenuzar y analizar de qué manera llegó este equipo a realizar semejante campaña.
 
Roselli asumió el liderazgo del plantel luego de un paso que dirigió las Infantiles del Lobo. El campeonato para el equipo comenzó con derrota contra Colón en Estancia Chica. Pero con el paso de los partidos, se halló esa cuota de rendimiento y resultados óptimos para ser considerado un equipo difícil de superar. En el transcurso del torneo hubo grandes resultados, que demostraron la capacidad del equipo para sobresalir en los partidos importantes.
 
El más significativo fue la victoria en el clásico contra Estudiantes. Un gol de Matías Miranda de penal selló la victoria. Por otra parte, el Lobo fue un hueso duro de roer para los cinco denominados “grandes” del fútbol argentino. Victorias ante River y San Lorenzo, y un empate con Boca, todos de visitante; más un triunfo sobre Independiente en Abasto. La única mancha fue un 0-5 frente a Racing disputado en Avellaneda.
 
Dos rachas de encuentros sin perder le permitieron al conjunto de la 2000 dotarse de confianza, ganar regularidad y escalar posiciones en la tabla. La primera transcurrió desde la sexta fecha hasta la décima, con cuatro victorias al hilo. La segunda tuvo un lapso de ocho fechas, con seis triunfos y dos empates, y continúa en vigencia. En lo estadístico, de local cosechó ocho victorias, tres igualdades y tres derrotas. De visitante, siete ganados, cinco empatados y tres perdidos. Sumó 44 goles a favor y 33 en contra.
 
La propuesta de Roselli se caracterizó, en términos generales, por la presión alta, el juego de pase y la apertura por las bandas. Al inicio la formación utilizada fue un 4-3-1-2 con un enganche y dos delanteros. Más adelante, se puso en práctica un 4-3-3, que continuó hasta el cierre del campeonato. La estrategia contó con un atacante fijo y dos extremos veloces por los costados para potenciar la ofensiva.  Las dos tácticas sirvieron de provecho  en el transcurso del torneo.
 
La parte colectiva elevó el nivel de las actuaciones individuales. La columna vertebral de la Sexta se constituyó de un arquero, insustituible en toda la campaña; una dupla central que combinó la colocación y marca férrea de Gustavo Areco, y el toque y el grito de orden de Néstor García Martinoli, defensor convocado a la Selección Argentina Sub-20.
 
Por afuera, los laterales Rodrigo Gallo y Bautista Barros Schelotto aportaron subida al ataque y cierres correctos. El sobrino del DT de Boca rindió de manera superlativa y fue llamado a la Reserva conducida por Leandro Martini. Fernando Martínez tuvo buenas actuaciones y alternó entre la titularidad y el recambio.
 
En el medio, la autopista del balón se encontró con Rodrigo Benítez, que se transformó en el peaje necesario para que transcurriera de la defensa al ataque con precisión y profundidad. Los volantes internos cumplieron ese rol de cubrir el medio e inclinarse a la banda para jugar. Ejemplos de ello fueron Tomás Cataldi, Isaías Alegre y Barros Schelotto –este último en un principio-.
 
Párrafo aparte para Matías Miranda, el joven encargado de la pelota parada y que le da ese toque de distinción con su técnica y aporte goleador. El ‘Revelación de Oro de IP (2016)’ fue uno de los goleadores con once tantos, y  agregó este torneo una cuota de sacrificio y marca para el equipo.
 
En la ofensiva, el veloz Agustín Ramírez metió once goles y comparte con Miranda el título de goleador. Su aceleración y su facilidad para esquivar jugadores sirvieron para superar partidos trabados y ásperos en el juego. Kevin Sosa se ganó su lugar de extremo izquierdo por ser ese jugador punzante que puede abastecer al nueve en el área.
Nicolás Aires, Emiliano Micheli y Sebastián Cocimano fueron la serie de alternativas que encontró Roselli para jugar con un atacante con las siguientes características: Poder de lucha con los centrales, eficaz retroceso al medio y pivoteo con los volantes más presencia en el área contraria.    
 
Lo que costó en un principio fue encontrar a ese delantero centro que transforme situaciones en goles. El técnico probó con diversos jugadores para hallar esa eficacia y esa definición en los metros finales. Nicolás Aires, Emiliano Micheli y Kevin Sosa alternaron esa posición de nueve sin dejar satisfecho al entrenador. La vuelta a las canchas de Sebastián Cocimano, en la 21° fecha, contribuyó a aumentar la cuota de gol, ya que marcó nada menos que seis tantos en ocho partidos.
 
La competencia sana determinó que los jugadores de recambio tuvieran oportunidades y las aprovecharan de buena manera. Bruno Palazzo se convirtió figura en una de los partidos que entró. Franco Verón y Gaspar Torres no desentonaron cuando les tocó actuar, y agregaron sacrificio y rebeldía a la mitad de cancha.
 
En resumen, la Sexta División cerró un buen torneo en donde el campeón fue Boca Juniors. Acabó sexto y demostró ser un equipo que combinó un juego colectivo sumado a grandes individualidades. Muchos de los jugadores que hoy representan a la categoría tienen chances reales de subir a Reserva y luchar, en un futuro, por un puesto en Primera División. Todo dependerá de continuar con el mismo esfuerzo y dedicación, además de ser acompañados por la sabiduría de sus técnicos para fomentar su desarrollo.

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 3765
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636