Un papelón en Sarandí

Los dos clubes y los árbitros estaban de acuerdo en postergarlo, pero no podían suspenderlo. Foto: Hablemos del Arse.

Los dos clubes y los árbitros estaban de acuerdo en postergarlo, pero no podían suspenderlo. Foto: Hablemos del Arse.

La desprolijidad de Superliga se hizo presente en la jornada de Juveniles entre el Lobo y Arsenal. Los clubes y los chicos salieron perjudicados en una fecha que debió postergarse.
 
Con la creación de la Superliga vendieron espejitos de colores. Las promesas de organización y relojería suiza continúan sin aparecer, y se observa en cada fecha de Juveniles. Jugar el mismo día y lugar donde 12 mil personas verán definir un ascenso denota la falta de sentido común. Los pibes y los clubes salieron damnificados. Falta de árbitros, horas de irresolución, un solo partido disputado en una cancha dañina para el físico de los jugadores, y unas malas condiciones de seguridad  caracterizaron el duelo entre Gimnasia y Arsenal.
 
Cronología de una mañana agitada
 
La jornada de las categorías mayores del Lobo y el equipo del Viaducto estaba estipulada con anterioridad: viernes en la cancha auxiliar del Julio Humberto Grondona. El miércoles se supo que Almagro y Aldosivi definirían el ascenso en ese mismo Estadio. Unas pocas horas de diferencia. El Tripero y el Arse pidieron no jugar ese viernes y propusieron el domingo como día posible. Nadie los escuchó.
 
La delegación Mens Sana llegó a las 8:00 a Sarandí y los dos equipos se dispusieron a preparar su calentamiento. El partido de la Sexta División era el primero, para que los chicos pudieran asistir al colegio a la tarde. Eran las 9:00 –horario de inicio- y los referís brillaban por su ausencia. Los jugadores alargaron su entrada en calor. Dirigentes de ambos clubes llamaron para ver qué sucedía. Cerca de las 10 llegó la respuesta de Sergio García, del Departamento de Árbitros. Ninguna terna arbitral estaba designada para los tres partidos.
 
Los dos equipos acordaron suspender la jornada por la falta de colegiados. La decisión se alargó porque podían correr el riesgo de perder los puntos. Los dos planteles de Sexta se cambiaron, se bañaron y se fueron a sus casas. Pero por asombro, llegaron tres árbitros entre las 10:30 y 11:00. Uno cada diez minutos. Tenían la orden de dirigir los tres partidos. Los habían citado porque vivían cerca de la zona. “Estaba durmiendo y me llamaron. Vine sin desayunar”, dijo la jueza de línea.
 
A partir de allí comenzó una discusión entre los árbitros por un lado, y por otro, los coordinadores y los técnicos. La posición de los primeros era jugar la jornada entera, por una necesidad de trabajo. Los segundos le retrucaban que una categoría completa se había ido, que el operativo policial por la final del Nacional B arrancaba en unas horas y que la cancha estaba en malas condiciones. Nadie sabía quién debía tomar la decisión. Hubo alrededor de diez conferencias en el vestuario de árbitros. En una se deliberaba la suspensión, en otra se establecía que se jugaba, y así sucesivamente. La incertidumbre era total. Hasta hubo tiempo para revisar el campo de juego.
 
Ya eran las 12 del mediodía. El intendente del estadio marcó la obligación de dejar libre el lugar a las 14:30. El chofer del colectivo de Gimnasia se metió en la conversación y mencionó que la policía le ordenó mover el micro. El operativo para el partido de las 19:00 comenzaba. La terna decidió que se juegue sólo el partido de la Quinta División. Los jugadores del Lobo salieron a calentar. Los de Arsenal esperaron al utilero, que se había ido con la ropa. Cinco minutos después, se resolvió la postergación. Los categoría 2000 se encaminaron al vestuario y se bañaron. Pero faltaban más páginas en este libro.
 
Un llamado de la APreVide avisó que debía jugarse sí o sí el encuentro de Quinta. Marcelo Ramos, máximo responsable de las Juveniles de Gimnasia se mostró indignado, abrió los brazos y soltó una humorada: “¡Dónde está la cámara, por favor! ¡Decime que es una joda de Marcelo Tinelli!”. Los jugadores volvieron a cambiarse y calentaron en tiempo récord. El partido, a pesar de tantas idas y vueltas, se jugaba.
 
El encuentro se jugó en una cancha que acuciaba las lluvias de la noche anterior. Los jueces de línea corrían adentro del campo, ya que de la raya de cal para afuera había charcos intransitables. Para sumar otro ingrediente a una mañana complicada, con el arranque empezó a llover. No obstante, el partido se completó. El Lobo ganó 2 a 0 con dos goles de Guillermo Enrique y sumó su segunda victoria en este torneo.
 
La palabra de los protagonistas
 
“El martes vamos a presentar una nota a la AFA planteando todos estos inconvenientes que tuvimos. Fundamentalmente por la demora en la confirmación o no de jugar el partido. Tanto Gimnasia como Arsenal cumplieron con los requisitos planteados. Los que no cumplieron son las autoridades que no programaron la terna arbitral. Fue todo bastante desprolijo, esperemos ser escuchados”, comentó Sergio Boscariol, dirigente del fútboo juvenil de  Gimnasia que acompañó a la delegación.
 
“Esto es poco serio. La verdad, si esto es formativo, yo no entiendo nada. Se hizo jugar el partido cuando se podía haber postergado la jornada y reprogramarlo para diez y quince días. Terminan perjudicados los chicos que vinieron y no pudieron jugar. Es cuestión de sentarse todos los coordinadores y dejar de faltarle el respeto a los pibes, que son los que tienen el sueño de llegar a Primera.  A nosotros que recuperar la cancha nos va a costar un montón, un costo económico que el club hoy no lo tiene”, dijo con bronca Gabriel Viscovich, coordinador de Arsenal. Las Infantiles del elenco celeste y rojo tendrán que pisar en esa misma cancha este domingo, que resultó deteriorada. Viscovich agregó que el fin de semana pasado, la Cuarta División jugó con granizo mediante.
 
Aquellos que siguieron el encuentro del ascenso que consiguió esta misma tardenoche en Sarandí Aldosivi, seguramente no sabrán las ocurrencias que se vivieron horas antes. Lo de hoy demostró la falta de dirección política para solucionar con pensamiento práctico este tipo de hechos. Y no estamos hablando de los clubes en este caso. Por último, los partidos de Cuarta y Sexta esperan su reprogramación y aguardan una fecha, que será entresemana.
 
 
 
  
 
 
 
 

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 3672
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636