Un debate que excede lo futbolístico

La pensión de Independiente, el lugar donde se destapó la olla del escándalo

La pensión de Independiente, el lugar donde se destapó la olla del escándalo

La causa por "abuso sexual y corrupción de menores", denunciada por el club Independiente, destapó un amplio debate acerca de la situación de vulnerabilidad que atraviesan los jugadores del fútbol juvenil.
 
Pasaron 17 días desde el momento en el que autoridades de Independiente, junto a un grupo de valientes juveniles y psicólogos del club, tomaron la decisión destapar una olla. El 21 de marzo, Fernando Berón y Fernando Longenauer -coordinador del fútbol juvenil y director de la pensión, respectivamente- presentaron en la UFI Nº4 de Avellaneda una grave denuncia. La causa, caratulada como "abuso sexual y corrupción de menores", cuenta con siete víctimas probadas y diez potenciales, y cinco detenidos, uno de ellos capturado en La Plata. En declaraciones en la conferencia de prensa de ayer, la fiscal a cargo del caso María Soledad Garibaldi aseguró todas las garantías, tanto a las víctimas como a testigos, para seguir adelante con la investigación.
 
Al tratarse de una situación con problemas estructurales tan profundos, que excede pero a la vez modifica el ámbito meramente futbolístico, el debate no debe reducirse condenas deportivas superficiales ni a la banalización en manos del mundo del espectáculo, como sucedió en los últimos días. Las denuncias públicas alzaron los picos de rating con las amenazas de implicados famosos, y corrieron el foco del verdadero problema en el cual están inmersos los jugadores del fútbol juvenil: la situación de vulnerabilidad que genera transitar la niñez/adolescencia con pocas o nulas redes de contención, en medio del camino a la concreción del máximo sueño de vivir del fútbol, lo que significa, para muchos, una única posibilidad de ascenso social.
 
 
El avance de la causa
 
La investigación modifica su curso en lapso de horas, gracias al intenso ritmo de trabajo de la Fiscalía. Desde el 22 de marzo se realizaron más de 70 audiencias testimoniales y 30 allanamientos, tanto en Capital como en Provincia, donde incautaron material de posible evidencia. Como resultado hasta entonces, el caso cuenta con cinco detenidos y un procesado, muy complicados, gracias a las declaraciones de los chicos y en base a los entrecruzamientos de entre 40 y 60 contactos en común. Están acusados de varios delitos, entre ellos de abuso sexual simple y corrupción de menores, con agravantes -además- por peligro de contagio de transmisión sexual grave y por grooming. Cabe destacar que, para que exista un delito por abuso sexual, no es estrictamente necesario el acceso carnal ni el uso de fuerza física por falta de consentimiento, aunque por supuesto sean agravantes: como lo es, también, la situación de poder bajo la cual se encontraban sometidas las víctimas.
 
En los nombres implicados en la causa, aparecen varios cercanos al ambiente del fútbol. Uno de ellos es Martín Bustos, juez de línea de la AFA, acusado de captar a los chicos a través de redes sociales con ayuda del ex jugador de Independiente, que hacía de nexo con las pensiones de fútbol juvenil según denunciantes. Además, su situación se encuentra agravada por la portación del virus HIV y porque su abogado rompió su celular con el fin de eliminar pruebas: Carlos Beldi también quedó detenido por encubrimiento.
 
Leonardo Cohen Arazi, relacionista público, es de los más complicados con la causa. Además de los testimonios de los pibes, se viralizaron acusaciones sobre el tema que datan del 2011 en adelante. Silvio Fleyta es otro de los delincuentes que resultaron de las testimoniales a las víctimas: lo capturaron en Ingeniero Budge y se llevaron celulares, tablets y pen drives de su domicilio.
 
Por otro lado, otros dos acusados que se negaron a declarar: Juan Manuel Díaz Vallone y Alejandro Dal Cin. El caso del primero, se trata de un organizador de torneos deportivos y la Justicia cree que forma parte de la organización que prostituía a los menores. Dal Cin, en tanto, es otro de los más complicados: el representante fue detenido en su auto particular en La Plata, ciudad en la que además administra consorcios, y está acusado de abusar de al menos cuatro jóvenes en distintos momentos.
 
 
Los vínculos con nuestra ciudad
 
Más allá de la trascendencia del caso, la noticia tomó aún más relevancia en La Plata tras una serie de allanamientos realizados, luego de la detención del platense Dal Cin. Fueron dos los inmuebles donde investigaron: uno en el centro del casco urbano, y otro en el barrio La Loma. En ese sentido, la Defensoría Ciudadana de La Plata solicitó audiencia con autoridades de Estudiantes y Gimnasia. La representante de la entidad, Florencia Barcia, dialogó con la agencia Télam y admitió que “desde la Defensoría pretendemos interiorizarnos y velar por la integridad de los menores, queremos verificar el buen funcionamiento de las pensiones. Ya estuve reunida con la gente de Gimnasia y en el transcurso de la semana lo haré con Estudiantes”.
 
 
La palabra de las autoridades
 
Lo cierto es que tanto en las pensiones de Estudiantes como de Gimnasia admiten no lamentar problemas mayores, por ahora, y destacan la labor realizada en ese sentido. En el caso de Estudiantes, el Secretario del Fútbol Amateur Juan Martín Aiello aseguró, en diálogo con 221 Radio: "Buscamos, a través de los profesionales que tenemos trabajando, que los chicos puedan hablar y contar lo que les sucede. Intentamos que los juveniles tengan actividad constantemente y que haya un gabinete social funcionando de manera permanente”, lo que incluye desde técnicos y profesores del bachillerato para adultos hasta el equipo de ayuda psicológica, dialogando constantemente.
 
Por el lado de Gimnasia, el dirigente Osvaldo de Marziani nos aseguró: “Respecto de la causa no tenemos ningun indicio de nada. Nosotros seguimos trabajando como siempre para mejorar todo lo referido a la pensión, desde lo estructural y lo humano”. Además, el Prosecretario de Gimnasia Juan Pablo Arrien, en diálogo con Tiempo de Fútbol, destacó que los chicos tienen que dar “todos los detalles de lo que hacen en el día, tienen horarios para hacer las cinco comidas, si van a dar una vuelta manzana tienen que decir con quién van. Nunca se va a suplir a un papá o una mamá, pero podemos cubrir las necesidades lógicas”.
 
 
La rutina de los futbolistas en La Plata
 
En lo que respecta a la cotidianeidad de Estudiantes, desde el departamento del Fútbol Amateur se plantean un diálogo permanente entre el fútbol y la escuela. Durante la mañana entrenan todas las categorías juveniles y, luego de respetar la hora del almuerzo en la cocina del club, a la tarde estudian en el bachillerato para futbolistas ubicado en el mismo Country Club de City Bell. Cerca de las 17:00 o 18:00 se liberan los futbolistas y, en las pocas horas de descanso, no son muchos los que solicitan los permisos especiales para realizar alguna actividad por fuera del predio.
 
En Gimnasia, en tanto, los juveniles viven en la Sede Social del club y ultiman detalles para mudarse a un espacio que está en construcción, que será exclusivamente de pensión para los futbolistas. En la Sede desayunan y almuerzan; entremedio, un micro los lleva y los trae desde allí hasta Estancia Chica para entrenar. Algunos van a la escuela a la tarde y otros a la noche, pero siempre bajo la tutela de las autoridades que supervisan. Desde el interior del club resaltan la importancia del papel de gabinete psicopedagógico, que incluye desde psicólogos hasta sociólogos, y que trabajan tanto en la pensión como en cada entrenamiento.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.