"No hay palabras para describirlo"

Hace seis meses, un accidente lo dejaba fuera de las canchas a Adrián Ocampo, juvenil de Octava. El sábado pasado volvió a jugar y lo hizo en un clásico platense. Charlamos con él y así lo cuenta.
 
La categoría 2004 de Pablo Romero y Alberto Banfi ganó 1 a 0 en el Country Club de City Bell con gol de Santino Primante, que entró y mojó en su primer contacto con la pelota. Más allá de la algarabía por el triunfo del Lobo, en la cancha se observó el regreso a las canchas de Adrián Ocampo, número 10 de la división.
“(Estoy) más que feliz. En eso no hay palabras para describirlo porque era lo que más yo quería y debutar ahora, después de tanto, en un clásico es excelente”, describe su alegría el volante ofensivo.
 
Con los ojos vidriosos de la emoción, su mirada recorre, a modo de flashback, todo lo que ocurrió durante esos seis meses que estuvo afuera. “Tuve un accidente, me golpeé muy fuerte la cabeza, tuve una fractura de cráneo. Eso me dejó seis meses fuera de la cancha. Hace tres vengo trotando en el bosque ida y vuelta. Todo tiene su recompensa ¿no?”, cuenta.
 
De ese hecho en adelante, sólo una cosa se le pasó por su mente: volver a pisar un campo de juego. “Todo empezó el tres de junio que fue el primer estudio de una tomografía de la cabeza. Estaba mal todavía pero me había dicho el doctor que podía ir trotando tranquilo. El cuatro de septiembre fui de vuelta y ya me dijo que tenía el alta para volver a jugar”, dijo.
 
La felicidad que habrá sentido cuando vio su nombre en la lista de convocados para el clásico ante Estudiantes es inabarcable, no hay palabras que la definan. Así fue cómo se enteró que iba a ser titular y por qué: “Me agarraron el coordinador y el profesor de AFA y me dijeron que me estaba rompiendo el lomo, que entrenaba bien y metía esfuerzo. Que tenía compromiso y eso fue lo que me llevó a ser titular en este partido”.
 
Tomás Ancherroguon estuvo el jueves pasado en Inferiores Platenses Radio y nos comentó sobre la vuelta de su compañero. Él y el Toro son compinches tanto dentro como fuera de la cancha, como lo demuestra el comentario de Ocampo: “Tomás Ancherogguon es mi hermano de infancia. Desde Infantiles vengo jugando con él. Compartir la cancha con él es algo muy lindo y más esto, festejar un clásico es impresionante”.
 
Por último, analizó el partido que los tuvo como ganadores. Adrián fue sustituido en el segundo tiempo por un calambre en una pierna, algo normal en un jugador con falta de minutos en cancha. “Lo vi bastante peleado. Fue un partido complicado pero en el último minuto lo pudimos ganar. Esto es el primer partido. Me fundí, corrí todo y me tiró el gemelo muy fuerte y tuve que salir. Ahora voy tomando ritmo y a meterle como siempre”.
 

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4187
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636