Le costó en la definición

La 2002 de Testa alcanzó muy buen nivel este año, variando los nombres y manteniendo la idea de juego

La 2002 de Testa alcanzó muy buen nivel este año, variando los nombres y manteniendo la idea de juego

La Octava de Estudiantes transitó su segundo año en Juveniles con una reestructuración de la grilla de directores técnicos, con el ingreso del Pato Leandro Testa, la 2002 ganó confianza y conceptos de juego para encarar el último año del bloque menor. Sumó 38 puntos y terminó en la decimoséptima posición, teniendo sus falencias en las zonas de definición, tanto en área propia como en ataque.
 
La 02’ de Estudiantes aportó tres jugadores para la Selección Argentina sub-15 que conduce Diego Placente, en algún momento fueron Juan Cruz Segobia, David Ayala y Bruno Valdez, pero el arquero no pudo mantener su nivel durante todo el año y los mediocampistas, con Valdez devenido en número 6, fueron los representantes del Pincha en el Sudamericano disputado en San Juan, que ésta tarde disputará la final ante Brasil.
 
El entrenador de la Octava destacó durante el 2017 que de arco a arco, son los mejores de la categoría, pero que en los últimos metros, tanto en área rival como en defensa, le cuesta tomar la decisión que pide la jugada. Anotó 38 tantos y le hicieron 41, dato que no es fiel reflejo del nivel mostrado por la 2002 en el año, llegando lograr grandes despliegues de juego en algunos tramos, ante rivales complicados.
 
Pero el campeonato tuvo un solo dueño, River Plate perdió un solo partido en el campeonato, empató tres y ganó 25, 74 tantos a favor y veinte en contra, números extraordinarios para la mayoría de las categorías de Juveniles de AFA, solo acompañado por Lanús que terminó cinco puntos detrás y obligó al Millonario a mantener el suspenso hasta la última fecha.
 
En lo que respecta al juego de la 2002 de Estudiantes, casi todo el año mantuvo el esquema 4-2-3-1, con el doble cinco clave para ganar el mediocampo y una referencia en ataque que fue rotando entre Martín Basualdo, Franco Osez y Máximo Garay, con sus características particulares. Los laterales fueron partícipes en ataque y los tres que se encuentran delante del doble mediocampista central, hicieron lo propio para generar peligro tanto por afuera con Braian Benítez, carta fundamental  en el ida y vuelta, que se ganó la titularidad en AFA en este 2017.
 
Para cerrar, los dirigidos por Leandro Testa tuvieron un año positivo más allá de los resultados, sumando recursos del juego para encarar la Séptima división, año clave por el filtro que se hace para pasar a Sexta, teniendo en cuenta que en el bloque mayor no hay equipos de Liga Metropolitana y deben recortar los planteles.

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 3730
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636