Juan Sebastián Verón y el proyecto en las inferiores del club: “El tiempo mejoró el producto”

Juan Sebastián Verón habló con Inferiores Platenses (Foto: Emi Cianciulli).

Juan Sebastián Verón habló con Inferiores Platenses (Foto: Emi Cianciulli).

Inferiores Platenses entrevistó al presidente de Estudiantes. El proyecto en la cantera, su obsesión por la formación integral, las selecciones argentinas y su hijo Deian, entre otros de los temas relacionados a las juveniles.
 
“Tengo poco que ver con las juveniles”. Excepto que haya modestia o saturación por excesos de entrevistas en el Media Day, la respuesta tajante de Verón no se ajusta a la realidad. El primer impulso en modo dirigencial tras su primer retiro fue involucrarse en la nueva estructuración de las juveniles del club. Técnica, identidad, educación, metodología. La búsqueda de la formación integral del futbolista. Aquellos ítems iniciales del modelo –justamente inducidos por él– se prolongaron más allá de los nombres en la coordinación (Squadrone, Desio, Quatrocchi).

Cualquiera que se acerque a una jornada de sábado en el Country de City Bell será testigo de ver al actual presidente de Estudiantes siguiendo las acciones de los juveniles en cancha. Se involucra con alguna indicación, alguna arenga o la charla fuera del campo con algún pibe en particular. Conoce a cada uno de ellos. Su presencia no sólo adhiere a la función dirigencial: coincide con aquella huella primigenia de los viejos ídolos del club, los que aún transitan en el predio como si lo harían en el patio de sus casas.
 
Juan Sebastián Verón escucha el breve argumento del entrevistador, parece aceptar cierta –o bastante– influencia en la cantera y accede por primera vez a una entrevista de Inferiores Platenses.

Después de aquella reestructuración que hiciste en las juveniles del club durante la gestión anterior, ¿qué conclusiones sacás con lo observado en el transcurso de los años?
Realmente que el tiempo mejoró el producto, y eso habla bien de todos los componentes de las juveniles: desde los que trabajaron en su momento hasta los que lo hacen hoy. No es algo sencillo, pero se ha mejorado muchísimo en lo que respecta a las capacidades del sector, a la infraestructura. Se fue mejorando y continúa en ese camino. Eso ayuda mucho a la formación de los chicos. Así que contento desde ahí, y obviamente siempre proyectando para poder mejorarlo.

¿Se focalizó con mayor importancia en lo que relacionado a la formación integral del juvenil?
Sí, primero porque se puede. Empezamos un proyecto educativo que va a arrancar su cuarto o quinto año, que fue duro al principio y ahora de a poco va mejorando, y eso es importante en la formación del jugador. No sólo porque se trata de terminar un estudio secundario, en tener más adelante una vocación o en seguir un estudio universitario, sino también porque los ayuda a ampliar el conocimiento, les abre la cabeza. También se han hecho cosas en neurociencia y en otros aspectos que han ayudado mucho.

¿Eso puede generar una mejor adaptación del juvenil en la Primera División?  
SÍ. En el transcurso lo que aporta es una mejor comprensión. Comprender el juego es mucho más importante que jugarlo físicamente.

¿Tiene que ver con favorecer en la toma de decisiones?
Lo de la toma de decisiones es un poco más complejo. Te diría que la mejora se ve con el tiempo. No sos el mismo jugador ni tomás las mismas decisiones cuando empezás a cuando ya estás desarrollado y tenés 26 o 27 años. Ni hablar en el final de la carrera. Para mí el hecho de comprender mejor el fútbol es lo que termina alargándote la carrera. Te ayuda a entender el juego, a ubicarte en la cancha. Pero es algo que te lo da el tiempo.
 
Al principio del proceso todas las juveniles jugaban con el sistema 4-3-3. Sin embargo, luego de los primeros años, se hizo más flexible de acuerdo a la elección de los entrenadores. ¿Por qué se dio?
Porque si bien es un esquema modelo también hay que darle al técnico la libertad para que adapte la idea. No todos tienen la misma calidad de futbolistas, no todos se adaptan al mismo sistema. Entontes encasillar al técnico en un sistema muchas veces no estaba bueno. Y también al jugador, porque quizás no siente la posición, no se encuentra cómodo. Lo mejor, entonces, era partir de una base y que los técnicos la vayan adaptando si creen necesario o no, si tienen los jugadores para hacerlo.

LA FORMACIÓN DE DTs, LOS DEFECTOS Y LAS VIRTUDES DEL PROYECTO

Recientemente subió Gustavo Salinas a Reserva, antes lo hicieron Leandro Benítez y Juan Krupoviesa a Primera, entre otros casos. ¿El proyecto de inferiores también busca formar entrenadores?
Sí, en su momento Nelson Vivas, Lucas Nardi… o sea, tratamos de que el proceso de inferiores te lleve a Primera también si vemos condiciones. Para mí no están todos capacitados o preparados, porque algunos tienen el perfil más de formadores y otros tienen el perfil para ser potencialmente entrenadores de Primera. Obviamente tratamos de darles herramientas, de que se capaciten, de que se formen. Y después la elección de ellos la acompañamos, le damos libertad. En estos años tuvimos muchas modificaciones, y eso también altera el andar de la formación porque no encontrás técnicos en todos lados con el perfil que necesitás. Pero es un lindo desafío y habla bien del conjunto formador del club.

¿Qué defectos observás en el proyecto?
Defectos, miles. Tenemos un montón para mejorar. Me parece que lo principal, o sea la idea de la formación o las bases, la educación de los chicos, son cosas importantes que tenemos. Y después tenés un montón para mejorar, para asentar, para agregar. Pero eso se va a ir dando con el tiempo.

¿Tal vez la captación de juveniles es un tema pendiente por lo económico?
Es un tema complicado en cuanto a la economía y también porque el club siempre estuvo atado al Bocha Flores, a Cacho Malbernat, y a que chicos que fueron llegando eran recomendados para probarse. Hoy varios clubes salen a buscar chicos. Nosotros incorporamos gente el año pasado o el anterior. La cuestión es que no se da de un día para el otro. No es que agarrás a diez personas que salen a buscar chicos y listo. Tenés que tratar de buscar un biotipo de jugador, tener en cuenta el desarraigo del mismo. Un montón de cuestiones. De a poco se irá asentando en el club.

Las últimas ventas de juveniles en cifras millonarias, ¿es resultado de lo realizado en estos años en el semillero?
Al último trabajo... me parece que el formar es tan importante como el descubrir. Es como el diamante al que le vas dando forma. Esto es lo mismo. Lo que hablábamos anteriormente, sobre la comprensión, la evolución en el juego. Habla muy bien de los chicos y de todos aquellos que lo han formado. Y eso, también, habla bien del club.  

“LO DIGO COMO PADRE: OJALÁ (DEIAN) TENGA LA CHANCE DE LLEGAR A ALGO QUE A ÉL LE GUSTA”

Verón habla en este tramo de la entrevista sobre aquella final que disputó la Quinta División sobre el cierre del 2018, en la que jugó (y fue capitán) su hijo Deian. Cuando opina sobre él su semblante cambia y contesta más en función de padre que como presidente del club.

¿Hubiera sido importante que la Quinta División se quedara con el título el año pasado o se valora simplemente que haya jugado una final?
Lo del año pasado fue importante porque la Quinta llegó a la final, pero también estuvieron cerca de hacerlo la Cuarta y Sexta División. Y ahí se ve una mejora del proceso que, obviamente, lo que hace es subir otro escalón, un poco más alto. Hacía mucho que no pasaba. Es una experiencia nueva para los chicos porque los pone ante un marco completamente distinto como es una final. La verdad que ellos estuvieron a la altura. Se vivió de manera intensa, y eso es para aprovecharlo en el futuro.

¿Cómo ves a tu hijo Deian, después de formar parte de la Quinta que llegó a la final y ahora metiéndose de a poco en el equipo de Reserva?
Y, no sé, veremos. Le veo un montón de virtudes y otras, obviamente, que tiene que corregir. Tampoco es algo fácil para él. Pero hablará también de su personalidad. Veremos qué pasa. El camino lo tendrá que recorrer con alegrías, con sinsabores. Deberá aprender de todo eso. Lo digo como padre: ojalá tenga la chance de llegar a algo que a él le gusta. Y sino se verá. Es el camino y como padre lo acompañaré. Veremos. No es algo sencillo el fútbol.

“HUBIESE SIDO MEJOR TENER GENTE QUE CONOCE EL PROCESO”

Hermes Desio, Alejandro Saggese, Luis Martín, todos nombres que arribaron a la estructura de las selecciones juveniles de la mano de Juan Sebastián Verón. Si bien la Sub 20 no estaba dentro de su órbita para postular a alguien, su opinión tiene peso; se muestra en desacuerdo con los recurrentes cambios en la conducción del seleccionado.

Tras tu intervención en las selecciones juveniles de Argentina, ¿cómo observás este presente tanto de las categorías menores como de la Sub 20?
Estuvieron los torneos de L’Alcudia y el Sudamericano Sub 15 en el que les fue muy bien a los chicos. Hoy el Sub 20 está ahí luchando para clasificar al Mundial; viene de un proceso bastante traumático porque se cambiaron un par de veces los técnicos. Después se puede discutir cómo se dio la elección, pero son decisiones que me exceden a mí.

¿Hubiese sido mejor que se hagan cargo Pablo Aimar o Diego Placente antes de que se elija a un entrenador a último momento?
Hubiese sido mejor tener gente que conoce el proceso. Eso, no tengo dudas, sería una ventaja. No significa que haya una crítica a Fernando Batista. Pero bueno, son cuestiones que decide AFA.

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4011
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636