Gimnasia ante la posibilidad histórica de construir el futuro

Messera y Martini dirigieron 7 partidos de la Primera durante 2017. Foto: Gimansia oficial

Messera y Martini dirigieron 7 partidos de la Primera durante 2017. Foto: Gimansia oficial

La salida de Mariano Soso como entrenador del primer equipo abrió el interrogante sobre cómo seguirá el Club. Ante la necesidad de “ganar” el campeonato económico, el Lobo deberá a apostar, afianzar y darle tiempo al proyecto juvenil como política institucional. 
 
EDITORIAL- La dirigencia de Gimnasia no se animó a asumir el “error”. La solitaria conferencia de prensa de Mariano Soso al despedirse de la institución dejó la sensación de que la cúpula dirigencial no hizo demasiado para retenerlo y que ese “convencimiento del proyecto”, se desvaneció.
 
Pero, ¿cuál fue el “error” que no asumió la dirigencia? Llamó y confió en un técnico que llegaba con pergaminos desde Perú pero que era ignoto para nuestro fútbol doméstico. Más allá de los logros, seducía su juventud, formación y una idea arraigada al juego ofensivo. Dirigentes, jugadores y en gran medida hinchas, respaldaron “el proyecto” en el que se encauzó la Institución.
 
Según argumentó el propio Mariano Soso en su despedida, ese proyecto contemplaba la “construcción de un nuevo estilo e identidad de juego, conformación y rediseño del plantel y modificaciones sustanciales en cuanto a la infraestructura del Club”. Cuestiones que son imposibles contemplarlas en seis meses de trabajo.
 
Y es que todo proyecto, acá y en cualquier parte del mundo, se respalda con resultados y los 13 puntos obtenidos en 12 cotejos disputados no le alcanzaron a Soso para justificar su permanencia y, la Comisión Directiva, -insisto, deja la sensación- no hizo demasiado para retenerlo. Y la conferencia en soledad fue todo un mensaje. 
 
Ahora la dirigencia debe optar por qué camino continuar. ¿Qué entrenador vendría al club sin la posibilidad de sumar refuerzos? Quizás muchos, pero ante la inminente urgencia de “ganar el campeonato económico”, lo que conlleva a promover jugadores surgidos del club y potenciar lo que está, ¿cuál sería el motivo de traer alguien externo al equipo de trabajo del fútbol formativo?
 
Ningún entrenador que no sea “de la casa” asumiría y se pondría el overol para jugar ese campeonato. En todo caso, si la dirigencia está convencida de traer a alguien, que sea para rodear y acompañar a quienes ya están.
 
Quizá sea más prematuro de lo que imaginaba esta dirigencia, pero la posibilidad de darle tiempo de trabajo, acompañada de una política institucional que contemple infraestructura y refuerzos, a personas que conozcan los jugadores juveniles es ahora. Esos nombres hoy son Leandro Martini –entrenador de la Reserva- y Mariano Messera –entrenador de la Cuarta-. 

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 3829
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636