Franco Romero, sinónimo de pertenencia

Franco Romero ya tiene dos finales disputadas en su haber: en Quinta división con su categoría (2000) y en Reserva en la Copa Superliga 2019

Franco Romero ya tiene dos finales disputadas en su haber: en Quinta división con su categoría (2000) y en Reserva en la Copa Superliga 2019

Llegó hace 15 años a Estudiantes, no vistió otra camiseta más que la roja y blanca. Pasó por muchos técnicos y compañeros. Tuvo altibajos en su vida futbolística, pero eso no impidió su objetivo de querer jugar. Hoy está muy cerca de ser nuevamente dirigido por Leandro Desábato. El silencio, sacrificio y humildad son palabras que lo caracterizan.
 
Por Yael Cicchinelli (@CicchiYael)
 
El mediocampista de la 2000, Franco Romero, llegó en 2005 a Estudiantes, entró al club por su primo Nahuel Losada (1993), actualmente en All Boys, que fue arquero con contrato en la institución hasta el año 2017.
 
Cuando comenzó la categoría no estaba formada, ese año jugaban de manera amistosa ante los clubes que podían presentarse a jugar, sino mientras tanto disputaba los partidos con una categoría mayor (1999). Al año siguiente, luego de formarse la categoría, la 2000 comenzó a competir.
 
En los primeros años de Infantiles lo llevaba el papá y Franco se quedaba en el Country esperándolo. Cuando comenzó a entrenar más temprano -15hs- lo llevaba la mamá, también algunas veces iba en el micro 273 que lo dejaba en City Bell. Finalmente llegó a Juveniles, se empezó a manejar sólo, tomándose éste micro o también el que contrataba el club que partía desde 1 y 57.
 
Cuando llegó a la Novena de Estudiantes, fue un cambio rotundo. “En infantiles son todos de la ciudad, gente conocida, entrenas siempre con los mismos, y a partir de la Novena, hay pruebas de jugadores, comienza la pensión del club, vienen chicos de otras ciudades”, explicó el mediocampista.
 
Franco, sobre sus aprendizajes en el Pincha: “Todas las personas del Club te ayudan y te enseñan algo. Y desde lo más mínimo, desde los detalles, que quizá son comunes para uno, pero ahí está la diferencia y la enseñanza a ser mejor persona. Desde que llegas en Novena, te explican, te enseñan como tenés que dejar o lavar la ropa, saludar cuando te vas, cuando llegas, cuando vas a la pensión. Y así, absolutamente todos, tanto técnicos como utileros, que si tienen algo para decirte para corregir, te lo dicen, y no importa si no te conocen, quieren que aprendas”.
 
“En Novena, tuvimos de DT a Alejandro Saggese que fue fundamental, sabe mucho sobre el crecimiento, la modalidad de enseñarnos, el amoldarse a los chicos, fue muy importante, tiene una gran capacidad. Fue uno de los mejores técnicos que tuve”, declaró el jugador de la Reserva del León.
 
Por otro lado, en las categorías menores (Novena, Octava y Séptima), el juego de los partidos depende mucho del desarrollo físico del jugador que de la mentalidad; cosa que en categorías mayores, llega a tomar otra importancia. Por eso, Cachete Romero durante los tres años jugó poco en AFA y mucho tiempo en la Liga Metropolitana.
 
En cuanto a las categorías mayores (Sexta, Quinta y Cuarta), cuenta Romero que el mayor cambio que pudo ver es el del desarrollo, ya que los chicos que no han crecido anteriormente, les llega el momento de tener más minutos, y por eso no se sacan tanta diferencia. Es una competencia más pareja en cuanto al aspecto físico y psíquico, que empieza a ganar terreno.
 
“En Sexta fue el año más flojo, no jugué durante el año. Tuve la oportunidad al terminar la temporada. Jugué a fin de año 6 partidos consecutivos, donde convertí 5 goles. Si no fueran por esos goles, hoy estaría en la facultad”, agregó entre risas el mediocampista.
 
En cuanto a la Quinta, Romero remarca que fue el mejor año, ya que se ganó el puesto en el once titular y por eso se acomodó en el equipo. Tenían un gran grupo, donde llegaron a la final de la Superliga. “Sentíamos que no perdíamos, nos conocíamos mucho, a la hora de jugar, teníamos mucha confianza en nosotros, ganábamos siempre”, agregó.
 
Sobre Gustavo Salinas, DT de la Quinta, Franco comentó: “Me marcó mucho, me ayudó a mejorar bastante. Me dio la confianza, ya que venía de un año flojo en Sexta. Al igual que Ale (Saggese), ambos me marcaron mucho”.
 
Cabe destacar también que, hasta la fecha, el mediocampista no jugó en Cuarta, ya que al tener un gran rendimiento, pudo tener lugar directamente en Reserva, divisional en la que el año pasado sufrió una lesión en el tobillo que lo dejó tres meses afueras de las canchas. Afirma que gracias a los médicos del club y a la comprensión de ellos pudo acelerar la recuperación, no perder su rendimiento, ni su estado físico.
 
Romero cuenta a Inferiores Platenses que encara el año muy entusiasmado, con muchas ganas de sumar minutos debido a la lesión que le hizo sacarse los botines por varios meses. Tuvo la oportunidad de ser dirigido por Leandro Desábato, que lo ayudó mucho y lo hizo sentir cómodo.
 
El grupo de la Reserva también muestra gran entusiasmo en este 2020. “Demostramos que cuando nos proponemos algo podemos. Llegamos a la final de la Copa Superliga, también peleamos hasta el final el anterior torneo. Eso es gracias al grupo que tenemos, nos llevamos muy bien. Hay un buen clima de trabajo y esperamos seguir de la mejor manera, sobre todo seguir peleando arriba que es lo que nos importa”, afirmó Cachete.
 
Tras la salida del Chavo y el ascenso junto a su cuerpo técnico al plantel profesional, el equipo no se vio afectado, pero si fue raro porque fue entre semana. La Reserva se venía preparando para jugar con Racing, y de repente sufren esta pérdida. Explica Franco que quedaron a la deriva ante esta situación, pero se resolvió rápido, ya que asumió nuevamente Pablo Quatrocchi como DT y comunicó claramente sus ideas. El equipo goleó por 4-0 a la Academia en la última fecha de la Superliga y eso transmitió tranquilidad.
 
“El Chavo es muy perfeccionista, le gusta que salga todo bien, trabaja mucho, entrenás un montón. Practica defensa, ataque y medio, por separado, todo junto, por grupos, en espacios grandes, reducidos. Trabaja muchísimo y le gusta que le salgan las cosas que se hacen en los entrenamientos”, explica Cachete sobre la modalidad de trabajo de Leandro Desábato.
 

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4410
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636