"Estoy enfocado en volver, tener rodaje y darlo todo"

El último partido en Reserva fue en la victoria 2-0 ante Defensa y Justicia en agosto de 2019 (Foto: Camilo Balleto).

El último partido en Reserva fue en la victoria 2-0 ante Defensa y Justicia en agosto de 2019 (Foto: Camilo Balleto).

Néstor García Martinoli se lesionó la rodilla en enero de este año. El categoría 2000 describe cómo es su recuperación, los momentos por los que pasó y la foto que ansía tener.
 
Néstor García Martinoli juega en la Reserva del Lobo y se recupera de una lesión en el ligamento anterior cruzado de su rodilla derecha. Inferiores Platenses habló de manera telefónica con el joven categoría 2000 para conocer de qué manera transita esta cuarentena y cómo se prepara para un futuro regreso a las canchas.
 
“Lo estoy llevando al día y cada vez me siento un poco mejor, se nota en la pierna. Estoy con ganas de volver y entreno de lunes a sábados, haciendo lo que se puede desde acá, sin relajarme ni un poco. Ya hago trabajos de coordinación y fuerza”, expresa.
 
El jueves 23 de enero el selectivo de Martini y Messera preparó unos ejercicios de ataque y defensa en Estancia Chica. Al día siguiente jugaban por la primera fecha del año ante Vélez. García Martinoli se perfilaba como titular. “En una jugada rápida la pelota viene por afuera y quiero cambiar de dirección para la línea. En ese momento siento que la parte de abajo de la rodilla se me sale para afuera y vuelve, y pierdo el equilibrio. Me quedé acostado un rato en el piso sin moverme. Todos se dieron cuenta de que algo había pasado. Me dolió el impacto pero me levanté y caminé de manera normal. Me dijeron que deje de entrenar por las dudas. Después los estudios me confirmaron la lesión”, dice.
 
Para Néstor era una situación nueva la que se encontraba, ya que nunca había sufrido más que un desgarro. Él no sentía dolor en su rodilla y se sentía bien. Pero las recomendaciones de los especialistas giraban en torno a que si la seguía esforzando, podía comprometer otras partes y empeorar la articulación. La operación se realizó a la semana siguiente y los ejercicios se basaron en el fortalecimiento.
 
“Salí de la cirugía caminando. Levantaba cuarenta o cincuenta kilos en cuádriceps con la rodilla rota pero no sentía nada. No estuve con muletas pero sí con una férula que me costaba muchísimo y me tuve que acostumbrar para no perder tanto músculo también”, agrega.
 
Las relaciones personales en tiempos de Coronavirus
 
Néstor cuenta que vive en el departamento de su novia que está cerca del Juan Carmelo Zerillo. Allí posee espacio para entrenar y apela a la creatividad para no perder la forma. Botellas de agua, mochilas con peso, ladrillos, una barra, tobilleras y bandas elásticas. De eso se compone su kit de entrenamiento. La semana entrante le llegará una bicicleta fija. “Un lío bárbaro armé, me quieren matar acá”, dice entre risas.
 
La cuarentena, describe, sirvió para aprender sobre la convivencia y la administración de los tiempos. Se dan el gusto de cocinar bastante y limpiar el departamento como un hábito. “Tenés que acostumbrarte a estar veinticuatro horas juntos durante un mes. Aprendés mucho de las personas y de vos. Entendés mejor a los demás. Con ella tenemos una relación muy ceñida. Antes por ahí entrenabas, estabas en la facultad y no estabas tanto tiempo con la otra persona. Hay que verle el lado bueno. Aprendés a usar también tu tiempo libre”.
 
Además de su carrera futbolística estudia abogacía en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata. Por lo general resuelve los apuntes al mediodía y entrena a la tarde. Reniega de las clases virtuales porque a los profesores les cuesta implementarlas o directamente envían PDF’s sin una explicación adicional para entender la consigna.
 
Entrenar y hacer grupo online
 
Mientras que las juveniles dejaron de entrenar, la Reserva y la Primera extendieron sus trabajos unos días más. Al prever la implementación de la cuarentena los cuerpos técnicos prepararon entrenamientos para hacer en casa. Néstor se comunica con ellos y con los médicos a través de videollamadas dos o tres veces por semana.
 
Cada vez que entrena se filma y lo envía al cuerpo técnico. Los descansos del entrenamiento de Reserva son los miércoles y sábados. Los profes aprovechan esos días para reunir al grupo a través de la aplicación de videollamadas Zoom. Lo que más hace reír son los juegos. Una de los ellos fue relatar el gol de Franco Niell ante Atlético Rafaela, aquella vez que se remontó un 0-3 y se mantuvo la categoría. Todos mandaban su video y gritaban al describir el centro de Cuevas al segundo palo para el cabezazo del pequeño Niell.
 
Avances y retrocesos
 
“Llegas a preguntarte ‘¿A dónde pertenecés?’ Porque estaba en tres categorías y no podías afianzarte con ninguno de tus compañeros. Entrenaba de lunes a miércoles con Primera, jueves con Reserva y viernes con mi categoría. Me dio mucha impotencia cuando se fue Pedro (Troglio) porque era un paso muy importante. Ya tenía con él la confianza y sabía que en algún momento iba a llegar la chance. Su ida nos tomó a todos por sorpresa”, comenta.
 
En los primeros compases del 2019 García Martinoli realizó su primera pretemporada con Primera a las órdenes de Pedro Troglio. Sus rendimientos en el entrenamiento le dieron una buena impresión al técnico y la posibilidad del debut en la máxima divisional se veía nítida en el horizonte. Pero en febrero el actual entrenador del Olimpia de Honduras dejó su cargo y asumió Hernán Darío Ortíz.
 
A partir de ese momento vinieron meses donde el juvenil osciló entre Primera, Reserva y Cuarta sin hacer pie firme en alguna de ellas. “Fue un tiempo bastante difícil. En algún momento te ponés a pensar si vale la pena escuchar otras opciones. Más allá del amor que le tengo a Gimnasia, en ese momento quizás prefería firmar un contrato y seguir en otro lado a préstamo al menos. Ahora estoy enfocado en volver, en seguir teniendo rodaje y darlo todo”, asiente.
 
La llegada de Diego Maradona significó un aliento para intentar voltear esa situación. El 2020 lo comenzó con una pretemporada en Reserva y recobró la fe en sí mismo. “Había vuelto a encontrarme con mi potencial, con una pretemporada que me había servido bastante porque me había recuperado de mi físico y de mi estado de ánimo también en el fútbol. Fue algo que me vino muy bien y nos afianzamos más en lo grupal. Es algo que uno no lo puede decidir, lo de la lesión. Me sentía muy bien, se venía el torneo y los profes me habían dado la confianza de que estaba bien e iba a jugar”.
 
Su recorrido
 
Sus primeros pasos los realizó en el club Estrella de Berisso a los seis años. En 2008 arribó a Gimnasia para integrarse al fútbol infantil. Su pierna buena es la zurda y puede desempeñarse tanto de lateral izquierdo como de segundo central. Sus características a destacar son su colocación, la marca de manera férrea, y la técnica y el buen pase para ser opción de salida. Durante varios años llevó la cinta de capitán gracias a su capacidad de mando.
 
En agosto de 2017 integró la preselección de la Sub-20 de Argentina junto al arquero Tomás Durso. En esos entrenamientos se dio el lujo de ser sparring de la selección mayor para los partidos ante Uruguay y Venezuela por las Eliminatorias para el Mundial de Rusia. Marcó a Messi, quien en un amague le dejó la cadera como Boateng (risas), y luego se sacó una foto. Ese mismo año el club le entregó la Copa Arana por ser el mejor deportista del año.
 
La categoría 2000
 
Cuando Agustín Ramírez se enteró de la noticia de su primera convocatoria a Primera, García Martinoli fue el primero que lo supo. “Esa semana fue increíble. Esperábamos alguna chance del Indio, nos habían bajado y entrenábamos juntos en Reserva. Cuando termina el entrenamiento lo llama a Agustín desde el córner y le dice ‘Preparate que vas a ir al banco’. Cuando vuelve hacia mí me mira y me lo dice. No lo podíamos creer”.
 
La amistad es tan cercana como la que tiene con Matías Miranda y Sebastián Cocimano, ambos debutantes con el Diego. Antes de la cuarentena se juntaban a comer de manera cotidiana. “Estoy muy contento por ellos, tienen un presente bárbaro y la idea de ellos es tener rodaje y seguir con el mismo esfuerzo de siempre. Ellos quieren que nosotros estemos ahí y nosotros también. Hay que meterle cada uno por su lado y los resultados se van a ver”.
 
Son un grupo de chicos que juegan juntos desde Infantiles. Desde Novena el once que entraba a la cancha número uno de Estancia Chica se componía de una base de seis o siete jugadores. Esa cohesión les permitió sumar buenas campañas en los diferentes torneos de AFA. Se recuerdan los 53 puntos en Sexta en el campeonato de 30 equipos, o el primer semestre de 2019 donde por un punto no alcanzaron la final por la copa.
 
P: -Tenés la foto con Messi y con Maradona, ¿qué otra foto te falta?
 
R: - La foto jugando en Primera. Tengo fotos entrenando, concentrando o sacando una pelota en el piso. Aunque me pongo objetivos a corto plazo, mi meta es esa y lo único en que pienso es en eso. Y no quiero parar hasta conseguirlo. En ser un jugador profesional y pido por favor que sea en Gimnasia. Y si no se puede, llegado el caso buscaré cualquier posibilidad. Tantas cosas malas y buenas que me pasaron en estos años me ayudaron a creer en mí y saber que puedo salir de cualquier cosa. Estoy en el día a día y no pienso en aquello. Hoy por suerte miro todo lo que pasó. Sentir la pierna igual a la otra, poder patear una pelota o hacer coordinación para mí es un montón. Quizás el fútbol esté parado hasta mitad de año o se extienda, pero para agosto mi idea es estar de vuelta porque mi recuperación va muy bien.
 

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4410
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636