En un partido cerrado, Estudiantes no encontró los caminos y sufrió su primera derrota: El análisis del choque ante Colón

Imagen: Prensa Estudiantes.

Imagen: Prensa Estudiantes.

El Pincha cayó 2-0 ante el Sabalero en el duelo que significó la primera derrota en la Copa de la Liga Profesional. En un encuentro cerrado y donde reinó la paridad en prácticamente todos los momentos, el elenco conducido por Eduardo Domínguez se llevó la victoria gracias a dos genialidades de Luis Miguel Rodríguez. En la búsqueda por igualar el marcador, el elenco albirrojo se apresuró y no estuvo lúcido en los últimos metros. ¿Un aspecto positivo? A pesar de la derrota, el León continúa como escolta en la Zona A. 

 

“Fue un duelo complicado. Ambos equipos defendieron bien y no dejaron muchos espacios. Con la expulsión de Mauro Díaz nos desacomodamos y ahí se terminó de romper el trámite”, comentó Ricardo Zielinski, el entrenador del Pincha

 

El equipo del Ruso saltó al campo de juego con el característico 4-4-2 y una actitud combativa en el amanecer del cotejo, donde se observó la mejor impresión del equipo. Con presiones altas, Estudiantes anuló a su rival y empezó a encontrar interesantes espacios sobre el carril derecho, con los desmarques de Ángel González y de Leonardo Godoy. En el sector opuesto, Juan Manuel Sánchez Miño, por características futbolísticas, tendió a posicionarse más centralizado y el Pincha perdió profundidad. La visita esperó replegada con un 5-4-1, que tuvo a Leguizamón como único punta y al Pulga Rodríguez con movilidad por todo el frente de ataque. 

 

Finalmente, como se esperaba en la previa, Iván Gómez se metió al equipo en lugar de Manuel Castro, con la intención de contener el juego interior del Sabalero. En los primeros minutos del choque quedó demostrado. El mediocampista oriundo de Villa Elisa fue el encargado de vigilar de manera personal a Rodríguez y lo hizo de una manera ordenada. Sin embargo, con el transcurrir de la primera mitad, el León eempezó a encontrar desperfectos en la mitad del campo y el volante de la categoría 1997 vio la tarjeta amarilla. 

 

El porcentaje de tenencia de pelota fue repartido y las situaciones claras de gol escasearon. Colón, con interesantes movimientos de Meza y Piovi sobre las bandas, apostó a la amplitud del terreno y buscó, con envíos largos y pases filtrados, lastimar a espaldas de los zagueros albirrojos. Con movimientos reiterados y sistemáticos, el Sabalero intentó encontrar a Leguizamón y para ello fue interesante el aporte de Alexis Castro, quien se movió a espaldas de los volantes pincharratas. En un choque muy cerrado, aprovechar una pelota parada era fundamental y así lo entendió Rodríguez, que con una gran definición puso a su equipo en ventaja al cierre de los primeros 45. 

 

La segunda mitad se inició con una variante en el equipo de Zielinski: el ingreso de David Ayala (‘02) en lugar del amonestado Iván Gómez. El oriundo de Berzategui tuvo una aparición correcta y demostró, en algunas maniobras, su excelente potencial. Sin embargo, ante la desesperación de lograr el empate, quedó descompensado en la mitad de cancha. 

 

El equipo visitante, conforme con el resultado a favor, salió a disputar el complemento mucho más cerca del arco defendido por Burián. Estudiantes adoptó la condición de protagonista e intentó quebrar el cerrojo propuesto por el equipo de Domínguez, pero en ningún momento gozó de la claridad necesaria como para hacerlo. A diferencia de la primera mitad, los movimientos mecanizados entre Leandro Díaz y Martín Cauteruccio, que tuvieron al ex Atlético Tucumán aguantando y descargando con el uruguayo, perdieron vigor. Eso sí, los centrales sabaleros tuvieron un gran partido, con un Paolo Goltz en un nivel superlativo. 

 

Llegando a los 15 minutos del complemento, Zielinski pateó el tablero y dispuso los ingresos de Pablo Sabbag, Mauro Díaz y Manuel Castro, en lugar de Nicolás Pasquini, Martín Cauteruccio y Ángel González. Estudiantes se reestructuró con un 4-3-1-2, con Díaz como enlace. A pesar de las variantes tácticas, el equipo albirrojo careció de desequilibrio y se desconcentró en la búsqueda de los caminos para llegar al empate. 

 

Colón se organizó bien en el fondo, cedió la posesión de la pelota y apostó a aprovechar algún contragolpe para sentenciar la historia. Para ello fue fundamental la aparición de Meza, quien con mucho despliegue estuvo comprometido tanto en defensa como en ataque. Además, el rol de Lértora tuvo un protagonismo mucho más destacado, obstruyendo el juego del local e iniciando rápido los ataques donde las transiciones fueron elementales. Otra vez, la jerarquía en la definición de Luis Miguel Rodríguez terminó de sentenciar el encuentro y desató el festejo enardecido de los protagonistas. 

 

De esta manera, el Pincha cayó por primera vez en el certamen y perdió el invicto que arrastraba luego de las cuatro jornadas iniciales. Con mucho para corregir, el equipo de Ricardo Zielinski se medirá el próximo viernes ante Central Córdoba de visitante, en otro duelo complicado, frente a un equipo que presenta las mismas estadísticas que el elenco albirrojo: Ganó 3 partidos, empató 1 y cayó en el restante.

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4741
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636