El Pincha le ganó un partido clave al Fortín y se copó

El festejo de gol en UNO

El festejo de gol en UNO

Estudiantes venció 1-0 a Vélez con gol de Leandro Díaz. El equipo de Ricardo Zielinski se llevó un partido que tiene un valor agregado por el rival al que enfrentó. A base de orden, compromiso y sacrificio, el León anuló al equipo de Mauricio Pellegrino y lo superó con justeza. Con estos tres puntos, el Pincha se metió en zona de clasificación directa a la próxima Copa Libertadores. Repasá las claves del partido. 
 
La baja de Kociubinski le dio otra cara al mediocampo
 
A último momento, Estudiantes anunció a través de sus redes sociales que el volante no iba a ser de la partida por haber llegado a las cinco amonestaciones, incluyendo el certamen de Reserva. Esto obligó al entrenador a reordenar el sector neurálgico del campo. Franco Zapiola (20) se metió al equipo por la izquierda y Juan Sánchez Miño jugó de volante central junto a Fernando Zuqui. Matías Pellegrini (21) mantuvo su lugar en el sector derecho. Al no jugar con ningún mediocampista de contención por naturaleza, el equipo tuvo que hacer un esfuerzo extra y sorprendió en ese sentido. Los volantes fueron el motor, marcaron el ritmo del partido y tuvieron una performance realmente buena.  
 
La intensidad como valor principal para neutralizar al Fortín
 
Estudiantes le complicó la historia a Vélez desde el inicio. Con el 4-4-2 clásico, el equipo de Zielinski decidió presionar alto la salida del cuadro visitante. Sabiendo que a los de Pellegrino les sienta cómodo construir con la pelota rasante desde el arco de Lucas Hoyos, el elenco albirrojo generó situaciones de gol a partir de recuperaciones en campo contrario. También arribó mediante jugadas a balón detenido generadas por el pressing de los delanteros y los volantes. El León tuvo un dominio absoluto de la primera mitad, debido a que también ocupó bien los espacios cuando el Fortín manejó la pelota. 
 
Juego simple y directo
 
El equipo visitante finalizó el partido controlando la pelota, pero no pudo incomodar demasiado a Mariano Andújar. Al Fortín le faltó inventiva, escaseó de sorpresa, no tuvo cambio de ritmo. Dominó en un 75% la posesión del balón. Estudiantes, con apenas el 25% de tenencia de la pelota, generó 10 disparos al arco de Hoyos. El equipo de Zielinski logró, con pocos pases, incomodar a la defensa de la visita. Zuqui y Sánchez Miño buscaron constantemente a Leandro Díaz, que aguantó todo lo que pudo, complicó constantemente a los defensores rivales y se llevó una merecida ovación. El Loco jugó uno de sus mejores partidos desde que está en Estudiantes. Encima se dio el lujo de anotar el único tanto del partido y llegar a los nueve goles en el certamen. 
 
Recuperó el cero en el arco propio 
 
Desde la Fecha 11 ante Unión que el Pincha no culminaba un partido con la valla invicta. Y en la jornada de ayer volvió a conseguirlo con un Mariano Andújar que fue espectador de lujo en gran parte del partido. Apareció cuando lo llamaron y se mostró seguro. La última línea del León defendió su arco de gran manera. Prácticamente no regaló espacios, ante un equipo que suele mover bien la pelota para lastimar con ataques veloces. Fabián Noguera y Agustín Rogel recuperaron su mejor versión como dupla. Sacaron absolutamente todo lo que cayó en el área albirroja. Teniendo en cuenta la instancia del campeonato, es muy importante para Zielinski que los centrales hayan regresado a su mejor versión. 
 
El análisis de los canteranos
 
Matías Pellegrini y Franco Zapiola se brindaron al máximo, como todo el equipo. A los volantes externos les tocó un rol más defensivo que ofensivo. Pero en este sentido hay un aspecto para analizar. Tuvieron que hostigar e incomodar a sus rivales en campo contrario y no tanto en campo propio, salvo en el complemento, en los momentos donde Vélez manejó mucho más la pelota. Esto habla de la decisión táctica de Zielinski y el valor que le dio a la presión alta. 
 
En el complemento, Bruno Valdez (19) ingresó por la izquierda y Nicolás Pasquini pasó a la mitad de cancha. El que salió fue Zapiola. El defensor oriundo de San Rafael cumplió con creces, en un encuentro que estaba caldeado y en un momento clave del partido. Por necesidad del equipo, no se proyectó en ataque y se ocupó de bloquear su sector. También ingresó Francisco Apaolaza (24) en lugar de Leandro Díaz. Pancho prácticamente no tocó la pelota. Su juego se basó en presionar la salida del Fortín y correr desesperadamente en búsqueda de la pelota. 

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 5010
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636