EL CHINO DE FLORENCIO VARELA

Gonzalo Piñeiro entrenó con el equipo de Primera División la semana previa a la suspensión de las jornadas.

Gonzalo Piñeiro entrenó con el equipo de Primera División la semana previa a la suspensión de las jornadas.

Llegó a Estudiantes en 2012, luego de haber transitado ocho años en el club La Carolina, situado en Florencio Varela. Con esfuerzo, seriedad y dedicación se dio cuenta de que el sueño de triunfar en el fútbol no es una utopía. Gonzalo ‘Chino’ Piñeiro es titular en la Reserva comandada por Quatrocchi y anhela dar el salto que lo inserte en el equipo del plantel profesional.

 

Por Justo Ferella (@ferellajusto)

 

A través del padre de un compañero de aquel club de barrio, Piñeiro se enteró de que la institución platense realizaba pruebas para jugadores categoría 2000. Sin dudarlo y con mucho entusiasmo, comenzó la aventura que mostraba un único destino en el horizonte: convertirse en futbolista de Estudiantes de La Plata.

 

Un lunes de marzo de 2012 fue la fecha indicada para el inicio del ciclo Piñeiro en la institución albirroja. Asistió a una práctica de fútbol realizada en la vieja cancha auxiliar del Estadio Jorge Luis Hirschi, y su buen rendimiento se acercó a las pretensiones futbolísticas que buscaban quienes comandaban el ensayo. Como es habitual en este tipo de pruebas, la decisión de los entrenadores tardó en llegar, por lo que Gonzalo asistió a los entrenamientos, sin saber cuál sería la respuesta final, hasta el mes de noviembre.

 

Luego de difíciles tiempos de espera, en los cuales el viaje a la ciudad de La Plata se volvió un recorrido habitual para él, uno de los técnicos le comunicó que debía asistir al Country, para entrenar con el plantel de la categoría 2000 y allí tomar la decisión final. Piñeiro entendió que debía aprovechar la oportunidad al máximo, y que hasta incluso tenía que superar el rendimiento mostrado durante los ensayos en 1 y 57. 

 

La espera terminó y la resolución, que parecía no llegar jamás, se hizo efectiva transcurridas dos semanas de entrenamiento. Piñeiro quedó seleccionado y se convirtió oficialmente en un futbolista más de la categoría 2000 albirroja. Cumplió su primer objetivo, completó algunas semanas más de prácticas y el plantel quedó liberado por el fin de la temporada, por lo cual Gonzalo tuvo unas vacaciones inimaginables. 

 

En el inicio del año 2013, en lo que fue su primera pretemporada en el Country Club de City Bell, Piñeiro se encontró con Mauro Amato y Gabriel San Millán, quienes fueron sus primeros entrenadores y los que le empezaron a enseñar conceptos tácticos. Este último, lamentablemente fallecido en el año 2019, fue el más importante para el futbolista en la institución y el que más lo marcó. “Le tenía miedo porque era grandote y serio, pero después me di cuenta que nada que ver. Tenía una forma de explicar que se entendía muy bien lo que pedía. Me acuerdo una vez que hablé con él la importancia de los perfiles para recibir la pelota y no estar de espalda a la cancha”, comentó el joven.

 

Gabriel San Millán fue uno de los técnicos más nombrados en el fútbol infantojuvenil del Pincha. Debido a su capacidad para formar a los chicos, su manera de enseñar e innumerables atributos fue uno de los más queridos en el ambiente. En relación a su fallecimiento, que fue a causa de una dificultosa enfermedad, Piñeiro comentó: “Su pérdida fue una baja muy importante. Se nos se fue una gran persona y un excelente formador de jugadores”.

 

Octava fue un año distinto para él, debido a que el entrenador de la categoría decidió cambiarlo de posición. Piñeiro dejó el mediocampo y se puso el traje de goleador, aunque su desempeño no fue el mejor en esa posición. “El técnico me cambió de puesto y me puso de nueve. Mi rendimiento fue flojo, ya que prácticamente no metí goles”, explicó Gonzalo. Además, el entrenador le colocó el apodo por el cual hoy es conocido: ‘Chino’. 

 

Ya en su posición habitual y con un gran crecimiento futbolístico, Piñeiro llegó a Quinta y el 2018 fue un año bisagra en su carrera. El plantel dirigido por Gustavo ‘Lomo’ Salinas peleó el campeonato y el ‘Chino’ tuvo su mejor temporada en la institución. Allí se dio cuenta de que con esfuerzo y sacrificio podía acercarse aún más al objetivo por el cual viajaba todas las semanas desde Florencio Varela a City Bell.

 

2019 fue el año del debut de Leandro Desábato como entrenador de la Reserva. Asesorado por Salinas, decidió que Gonzalo Piñeiro se sumara al grupo, junto con algunos compañeros categoría 2000, entre los cuales se destacó la presencia de Deian Verón. Debido a su buen rendimiento y la garantía de ser un futbolista ordenado, el ‘Chino’ tuvo su debut como titular en la divisional. Fue frente a Huracán, Piñeiro jugó de volante junto a Andrés Ayala y el equipo ganó 3-2.

 

Lejos de conformarse, Gonzalo fue por más. Bajo el lema que cumplió a rajatabla durante toda su estadía en el club, el ‘Chino’ se ganó un lugar en la consideración del técnico y se empezó a foguear en el roce de la categoría. En relación al rol del ‘Chavo’ y a su manera de trabajar, Piñeiro destacó: “Me gustan sus entrenamientos, es un entrenador que te exige al máximo. Me ayudó a dar mis primeros pasos en Reserva y a mantenerme”. 

 

Arrancó el 2020 como titular y a los pocos días cumplió otro objetivo que soñaba desde pequeño, ya que el duelo ante River se disputó como preliminar en el Estadio de 1 y 57. “Fue algo muy emotivo, por la cantidad de gente que fue a vernos y por lo que significaba que la Reserva vuelva a jugar en el Jorge Luis Hirschi”, comentó el ‘Chino’. 

A pesar de la expulsión en el juego ante Lanús, que le impidió formar parte del último compromiso del Pincha como local en la Superliga, Gonzalo Piñeiro está convencido de que el 2020 es un año vital para su carrera. Esta semana formó parte del último entrenamiento del plantel profesional antes de la licencia y, paso a paso, imagina la posibilidad de insertarse en la Primera División.

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4454
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636