Cumplió, pero pudo terminar más arriba

El plantel de la 2000 que alcanzó un gran nivel y el próximo año estará en Sexta

El plantel de la 2000 que alcanzó un gran nivel y el próximo año estará en Sexta

Como cada año, los equipos de Séptima división que dirige Juan Ángel Krupoviesa generan grandes expectativas. Sus equipos se destacan por ser aguerridos, con gran orden en la marca, siempre intentando salir jugando desde el fondo, atacar por las bandas y terminar con su delantero de área, que la primera mitad del año fue Gaspar Di Pizio y la segunda Aaron Spetale. Los del último año en las juveniles menores tenían material para pelear el campeonato, pero no pudo reflejar en todos los partidos su enorme nivel en el marcador, por lo que quedó afuera de la disputa.
 
El esquema de la Séptima se mantuvo durante todo el año, en casi todos los partidos jugó 4-2-3-1, con la línea de fondo con Franco Rysary como punto más alto y regular, Benjamín Saucedo o Eliel Pérez y Karim Jurjo en el doble cinco, Gianluca Bertuzzi y Franco Romero bien abiertos, ocasionalmente Nicolás López o Franco González de enganche y Gaspar Di Pizio o después Aaron Spetale de único punta. También probaron 4-4-2, con Giovani Chirico sumándose a la línea de ataque, manteniendo a los que jugaban por afuera y cambiando a quien lo hacía por el centro.
 
Desde el primer encuentro del año los 2000 de Liga Metropolitana mostraron una identidad clara y en muchos casos fueron superiores a sus rivales. Así fue en la adelantada fecha 21 ante San Lorenzo, donde tuvo varias ocasiones claras de gol (entre ellas dos tiros en los postes) pero no pudo concretar, cayó por la mínima ante el Ciclón y marcó una tendencia de lo que fue la primera parte del año. En las primeras 10 fechas consiguieron 4 triunfos (ante Argentinos Juniors, Nueva Chicago, Camioneros  y Huracán), 4 empates (River Plate, Boca Juniors, Chacarita y Banfield) y dos derrotas contra Ferrocarril Oeste y el Cuervo.
 
La tal vez inmerecida caída en el clásico ante Gimnasia con algunas polémicas arbitrales fue un partido bisagra para los del Tucu Krupoviesa, ya que a partir de ahí cambiaron la cabeza y encadenaron 6 victorias sin Di Pizio, su número 9 goleador, que recibió 6 fechas de suspensión en el partido ante el Lobo. Los triunfos fueron contra Arsenal, Racing, Independiente, Banfield “A”, Ferrocarril Oeste “A” y All Boys. Para cerrar el torneo, cayeron ante Lanús y ganaron en el Country a Quilmes, redondeando un gran año.
 
Así los categoría 2000 terminaron la Liga Metropolitana con 37 puntos y quintos en la tabla, detrás de Vélez, Boca,  Racing y Gimnasia, que recuperó un partido suspendido y se ubicó cuarto en la tabla de posiciones. Con 38 goles a favor y tan solo 15 en contra (dato no menor), los de Krupoviesa redondearon una buena campaña, pero sin chances de soñar con el campeonato por el flojo arranque, además de una campaña superior del Fortín que gritó campeón una fecha antes de terminar el torneo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.


Copa Del Rey