Conocé la historia de Antonio Napolitano: nuevo profesional de Gimnasia

Nacido y criado en las diagonales de la Ciudad de La Plata, Napo se sumó a las inferiores del Lobo en 2005, con apenas seis años. Desde entonces, junto a una base de jugadores compuesta por Tomás Romero, Valentín Stegmayer y Pedro Durante, entre otros, recorrió cada una de las etapas del fútbol formativo Mens Sana.

Tal como sucede en muchos otros casos, el lazo entre Antonio y el Lobo surge a partir de una herencia familiar. Su padre Cristian fue futbolista de la institución en instancias juveniles, mientras que su tío José Luis hizo lo propio e incluso llegó a debutar en Primera. Finalizada su etapa como jugador, participó de la formación de futbolistas como entrenador, con su antecedente más fresco como DT de la 2002 en 2018. Además, su primo Lautaro integra la categoría 2004. Al igual que todos ellos, el hábil volante diestro ha confesado en más de una oportunidad su gran amor hacia el Tripero.

Si bien desde el inicio de su etapa en Juveniles se caracterizó como un jugador de creación, debido a su gran habilidad con la pelota y su buena destreza para la gambeta, a partir de sus incursiones en Reserva – que comenzaron en 2016 – incorporó un factor muy importante para la actualidad del deporte: marca. De esta manera pasó de ser un futbolista estrictamente ofensivo a uno más bien completo, capaz de desempeñarse tanto de enganche como de volante interno o doble cinco. De todos modos, ya en sus inicios con la pelota daba muestras de su versatilidad: “los primeros dos años en cancha de 11 jugué de defensor central. Jugué en todas las posiciones menos lateral y arquero.”

Las temporadas 2015 y 2016 lo tuvieron como baluarte de los equipos que lograron coronarse campeón con Martín Saggini y Jorge San Esteban, respectivamente, a la cabeza. Tan buena fue esa seguidilla que 18 de septiembre de 2016 disputó sus primeros minutos en Reserva, frente a Atlético Rafaela, y desde entonces sumó 30 encuentros y dos goles; además a fin de año fue condecorado por este medio con el Revelación de Oro. Pero si hubo un año particular, ese fue 2018, cuando se vistió de albiceleste: “fue una hermosa experiencia, sirve y se aprende mucho, más que nada significa un orgullo. Siempre pensaba qué sentiría la gente que va a entrenar al predio, y por suerte me tocó ir, fue una alegría enorme"

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4688
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636