Balance aprobado y futuro prometedor

La Novena de Estudiantes cumplió con creces su primera etapa en juveniles.

La Novena de Estudiantes cumplió con creces su primera etapa en juveniles.

Después de aquel subcampeonato en pre Novena, la 2003 de Estudiantes ratificó que puede convertirse en la categoría de mayor proyección. En su primera temporada en divisiones juveniles cumplió con las expectativas de formación, acumuló 47 unidades en el torneo de AFA y exhibió individualidades de enorme potencial. 
 
La categoría 2003 de Estudiantes cumplió con creces en su primera temporada de juveniles, después de dar el salto desde las infantiles. El joven equipo cosechó 47 unidades en el campeonato, pero su mayor virtud fue sacar a relucir una considerable cantidad de individualidades con diversas cualidades técnicas -sobre todo para la faceta ofensiva-, que se encamina a convertirse en una camada prometedora, siempre y cuando continúen en este progresivo proceso de formación.
 
Alejandro Saggese dirigió a la Novena del Pincha hasta la fecha 14, cuando dejó el cargo para sumarse a la estructura del fútbol juvenil de Argentina y conducir al seleccionado sub 13. Tras un puñado de encuentros con Leandro Testa en el banco, asumió Gabriel San Millán, de vasta trayectoria dentro del club. Ambos entrenadores utilizaron un libreto similar: la disciplina dentro y fuera de la cancha, el aporte de conceptos tácticos específicos a los futbolistas, el aprovechamiento de las características individuales disponibles para moldear un juego de prolija posesión y con ataque punzante por los extremos.
 
UN EQUIPO PROTAGONISTA CON DETALLES A PULIR
 
El sistema 4-3-3 fue el dispositivo táctico habitual de Estudiantes durante este torneo, aunque las características de los jugadores influyeron decisivamente en el juego expuesto en cancha. A pesar de sus intermitencias, el Pincha siempre intentó asumir el protagonismo de los partidos y supo elaborar varias chances para marcar en cada uno de ellos.
 
Los encuentros de la Novena Albirroja estuvieron envueltos de situaciones, en su mayoría favorables. Si estaba inspirado, podía golear; si andaba en una tarde adversa, podía caer frente al último de la tabla. Al margen de que hizo 49 goles en 28 fechas (1.75 por cotejo), hubo varias presentaciones en las que estuvo demasiado errático en el arco de enfrente. Quizás otra deficiencia la tuvo en la faceta defensiva, pero no por sus individualidades, sino por el desequilibrio que expuso al momento del retroceso. Dentro de las expectativas de logro para un equipo de las inferiores, esta falencia táctica no resulta un problema en pos de priorizar el aspecto técnico de sus futbolistas. 
 
GOLEADAS APABULLANTES Y DERROTAS SORPRESIVAS
 
La Novena de Estudiantes amalgamó resultados de todo tipo en el andar del certamen. Desde triunfos rutilantes, o empates contra rivales complejos, hasta derrotas con los del fondo de la tabla. Esa irregularidad llevó a que el equipo obtenga su primera igualdad recién en la fecha 14. Asimismo, entre la jornada 21 y la 26 sufrió una merma de la que logró sobreponerse en las últimas tres presentaciones de la competencia.
 
Dentro de esas tardes inspiradas concretó goleadas con absoluto dominio en el juego: el 5 a 3 a Patronato en Paraná; el 4 a 1 a Tigre en el Country de City Bell; la apabullante victoria por 6 a 0 ante Independiente en Villa Domínico; y como broche de oro, el contundente 4 a 0 contra Unión en la despedida. Una mención especial en el encuentro frente a River en Ezeiza, donde el Pincha empezó en desventaja y se recuperó desplegando un gran juego para imponerse por 4 a 2.  También sumó valiosos empates, como en la visita contra Boca Juniors (1 a 1) y ante Lanús (1 a 1), ambos protagonistas en el pelotón de arriba del campeonato.

A mitad del torneo disputó el clásico plantense contra Gimnasia e igualó por 2 a 2, tal vez exhibiendo un compendio de la campaña: un equipo que generó muchas situaciones, que careció de efectividad en la resolución, que sufrió cada embestida del oponente y que mantuvo la sensación de un resultado incierto (favorable o adverso) hasta el pitazo final.  

Los peores traspiés se dieron contra Racing, cuando el Pincha presentó varios cambios y fue vapuleado por 4 a 0 en un primer tiempo adverso; la caída por 3 a 0 contra Arsenal en Sarandí, sobre todo porque el rival estaba por debajo del rendimiento de Estudiantes en el torneo; y tal vez la peor derrota sucedió frente a Olimpo, que llegaba último con apenas una victoria y se impuso por 1 a 0 en una presentación sumamente opaca para la Novena conducida por San Millán

LA CAMPAÑA EN NÚMEROS
 
Campeonato AFA:
(11mo puesto)
47 PUNTOS; 14 TRIUNFOS; 5 EMPATES; 9 DERROTAS.
49 GOLES A FAVOR; 35 GOLES EN CONTRA.
55.9 % de los puntos obtenidos.
1.75 goles por partido.
1.25 goles en contra por partido (8 veces la valla invicta).
Las máximas goleadas: 5 a 3 a Patronato; 4 a 1 a Tigre; 6 a 0 a Independiente; 4 a 2 a River; 4 a 0 a Unión.
Mejor victoria: 4 a 2 vs River.
Peor derrota: 0 a 1 vs Olimpo.

Goleadores:
Con 11 goles, Pablo Álvarez; con 9 goles, Agustín Palavecino; con 4 goles, Lucas Manfredi y Lautaro Sosa 4; con 3 goles, Matteo Trombini, Franco Ojeda, Nicolás Palavecino, Ezequiel Carvallo y Benjamín Rojas; con 2 goles, Darío Sarmiento; con 1 gol, Juan Marcos, Alex Pallero, Ernesto Villanueva y Francisco Ortigosa.

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 3825
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636