"Armamos seis divisiones en una semana"

Foto: Emilio Cianciulli.

Foto: Emilio Cianciulli.

Central Córdoba ascendió a Primera y es finalista de la Copa Argentina. Mario Britos, DT de Sexta, cuenta de qué manera el club se organizó en juveniles para competir.
 
El ocho de junio en el Estadio Perón César Taborda atajó un penal y Alfredo Ramírez convirtió el definitivo para la algarabía de los santiagueños desde el televisor. El Ferroviario era de Primera y volvía luego de estar por última vez en 1971. Grandes equipos visitarían el estadio local. Los memes emitieron lo ocurrente que sería que Daniele De Rossi pisara el césped del Alfredo Terrera. De repente, el conjunto blanquinegro se sumó a una estructura que no tenía y lo sobrellevó a contrarreloj. Hablamos con Mario Britos, DT de Sexta División, que nos desarrolla cómo el club cumplió con las reglas que demandaba la Superliga Juvenil.
 
“Se hizo todo muy rápido. No tuvimos mucho tiempo. Armamos seis divisiones en una semana para poder participar en AFA. El club tenía intención de postergar un tiempo para que nos dejaran acomodar. Nos dijeron que no y tuvimos que armar las divisiones en la semana. Pero las armamos y de repente nos encontramos con un mundo nuevo. Fue beneficioso para todos. El club tuvo que mejorar mucho la institución. Los chicos jugaban liga local, de repente se ascendió a Primera y a partir de ahí se mejoró todo”, expresa.
 
Britos comenta que el club está armando de a poco un predio de entrenamiento para la Primera y todas las categorías formativas. Los viernes y sábados la Reserva y las juveniles juegan sus partidos en una cancha prestada. Los dirigidos por el Sapito Coleoni suelen realizar sus prácticas en el mismo Alfredo Terrera.
 
Héctor Yoyi Ayuch asumió en julio como nuevo coordinador de juveniles y viajó a Ezeiza para adentrarse en el manejo de las inferiores de River Plate. La primera máxima que le dijeron fue tener paciencia. Le recordaron el ejemplo de Atlético Tucumán. Al principio sus partidos se caracterizaban por cuatro o cinco goles de diferencia a favor del rival. Sin embargo, con el tiempo se emparejaron con el resto de los equipos.  
 
“Hicimos a principio del torneo una prueba de chicos de todas las partes del país. Lo que pasa es que tampoco tenemos pensión. Tenemos una casa donde viven diez chicos y no tenemos más. Hemos traído muchos chicos que vienen del interior, que el club está bancando pero no podemos más de eso porque no hay infraestructura. Tendremos que tener paciencia y van a venir muchos chicos. Vinieron muchos de Salta, de Tucumán, de Jujuy”.
 
El Torneo Segundo Semestre 2019 determinó que los santiagueños sumaron 32 puntos en la tabla general con siete victorias, once empates y 66 derrotas. En el pormenorizado por categoría terminó último en todas. La Quinta fue la que más puntos alcanzó con 12 unidades. Lo que destaca Britos es que fueron competitivos. Frente a equipos con trayectoria en juveniles perdieron por la mínima diferencia.
 
“Partido a partido vas adquiriendo experiencia y no te imaginás los chicos. De repente jugar en una cancha mala en Santiago a hoy encontrarnos con semejantes canchas debe ser lo máximo para ellos en este tiempo de aprendizaje. Estamos aprendiendo pero estamos bien. Arrancamos (la primera fecha) con Arsenal, el segundo partido lo tuvimos con Boca. En nuestra categoría (Sexta) sacamos dos empates, uno de local y otro de visitante. Seguramente físicamente tienen más trabajo que nosotros. A muchos equipos los estamos emparejando en cuanto al ritmo de juego. Seguimos trabajando día a día para mejorar. Rogamos que se mantenga la Primera División para que los chicos tengan más años acá porque no es lo mismo jugar en una liga local que contra por ejemplo Estudiantes de La Plata”, desliza.
 
La permanencia en la máxima división será clave para el fomento de las juveniles. 1,200 es el promedio de Central Córdoba en este momento y este domingo enfrentará a Gimnasia en el Bosque. Un partido de importancia enorme para todo Santiago. Por último, Britos pronuncia que el horizonte es crecer para competir:
 
“Trabajamos para que ellos mejoren y se den cuenten dónde están. Nos cuesta mucho, estamos muy lejos de otras instituciones pero nosotros a los ponchazos nos intentamos armar para que no se sientan frustrados. Intentamos que estén a la par. Será cuestión de tener un poquito de paciencia. De mantenernos en la categoría creo que el club va a progresar. No tengo la menor duda”.
 
Un defensor central para Santiago
 
Mario Britos nació en Buenos Aires y en el 1980 partió para la provincia de la chacarera, luego de jugar en Ferrocarril Oeste. Participó en los siete nacionales –segunda división del fútbol argentino- que jugó Central Córdoba allá por el 1986. Su historial también se reparte entre Juventud Antoniana y Altos Hornos Zapla. Britos se destaca por haber sido el bombero en momentos complicados del Ferrioviario, porque muchas veces tomó el cargo de entrenador interino. Por esta razón es un hombre muy querido en la institución, por su carrera y por su sentimiento hacia ella.
 

Comentarios

Unite a la conversación

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Por favor completa con las palabras que ves, no te preocupes si no entiendes todas las letras, usa alguna similar.

Directores y responsables periodísticos: Gonzalo Plotycia y Francisco Julián Clavenzani - Registro de Propiedad Intelectual 5279499 - Edición Nº 4283
[email protected] La Plata - Argentina Calle 6 Nº 636